lunes, 17 de enero de 2011

Sábado, Monteando al solecito...en "el Molinillo"

Esta feo quejarse por tener demasiado trabajo tal y como estan las cosas, pero en mi caso, la semana pasada fue dura...de una reunion a otra, entre numeros, estadisticas y previsiones...mi cabeza simplemente no daba para más, cuando mi telefono son con un sms que tengo que poner tal y como lo recibi "compañera, mañana duerme y descansa hasta que rompas la cama que hasta el domingo no tenemos monteria"  en un primer momento mire de reojo el telefono y sonrei...porque me hacia falta descansar, conforme avanzaba la mañana, la sensacion era diferente, porque si de algo me sirven las jaras es para desquitarme por las voces que el alma siente y a veces no puede dar...

En mitad de una reunion, mi telefono volvia a sonar...casi sin mirar pude ver que de nuevo era Adolfo... en cuanto tube dos segundos le devolvi la llamada y al otro lado pude escuchar " olvida el sms mañana a las 8 estamos camino de Trasierra..." a carcajada limpia tube que romper...y por fin, para mi...comenzaba el fin de semana.

Por la mañana, con la luz del sol ya asomando, celebrando poder dejar el traje de agua (nuestra segunda piel esta temporada) en la furgoneta, pusimos rumbo hacia Trasierra, donde la junta de una monteria por mi parte ni escuchada tendria lugar...aun dudo si el nombre de la finca es "el Molinillo" o "Los Molinillos" pero como ya es normal en mi...el nombre de la finca siempre pasa a un segundo plano...

Ya en la junta, de nuevo muchas caras conocidas, esperaban un sorteo con su rezo de rigor y unas migas humeantes pero que esta vez no se necesitaban para entrar en calor...con la salida de las armadas, los perreros pasan a sus rituales...la colocacion de los trajes de faena, el analisis de las sueltas, y el reparto de guias....para mi, tener por alli a perreros de la talla de Raul (nieto, hijo y hermano de perreros en activo) el bueno de Cristiano.... siempre es un gustazo porque ademas de pasar tus ratos de risa, sabes que pocos pueden decir que salen al monte seguros de llevar a la mano a los compañeros que lleva...




precioso el detalle....;)
En la suelta una joven Vanessa, hija de perrero, la cual cuenta que este año por la lluvia no ha acompañado mucho a su padre, y sonrie con alegria cuando ve que no esta sola en este mundillo, el sentimiento de satisfaccion al ver a una chica joven por estos terrenos es mutuo, y el animo para que la aficion no decaiga es mucho mas...( Temblad monteros, porque cada vez somos mas....y mejores :) )



de azul Vanessa, Raulito y aqui la servidora de rosita....compañeros y amigos de suelta.

La mancha se veia sobre todo bonita, y tranquila, pero una vez mas del como se ve por fuera al como es en sus adentros, hay un mundo de diferencia, nuestra mano compartida con Raul, es complicada, una umbria en la que pasamos mas tiempo apartando zarzas y andando casi agatas que de pie...sin ver ni un poquito el azul que el cielo nos regalaba...consiguio que cuando a nosotros dieron cara algunos perros con rayones entre sus fauces, casi temblaramos a la vez...porque si por alli andaba aun la madre, esta tendria a buen seguro, mas claro el camino que a coger que nosotros...no paso de esa sensacion de incertidumbre por si aun estaba alli, porque conforme avanzamos fuismo descubriendo como hacia rato que ella habia salido de su refugio...

Entre risas y caidas paso la mañana, risas por la forma peculiar con la que el amigo Raul anima a sus perretes, risas por la calor que estabamos pasando, pero sobre todo risas por la felicidad que nos invadia...nos dabe igual el numero de reses, pasabamos del sonido de los disparos de las armadas...simplemente estabamos disfrutando de las jaras y los rayos que el dia nos estaba regalando...

la mano fue larga, pero no dura, monteando como se debe, con paso firme pero despacio...dejando a los perretes trabajar dar con los rastos, sacar a ciervas a carrera simplemente dejarlos Montear... la recogida fue tranquila y escalonada, con ganas de llegar a las furgonetas y por primera vez en toda la temporada con ganas de beber agua...¡¡¡

El que piense que con estos dias de sueltas luminosas y tranquilas no se aprende nada se equivoca, el sábado me fui para casa con una cabeza muy alta, orgullosa de ver a mas mujeres por este mundo, contenta de que no cause sorpresa ver a una mujer recogiendo perros, feliz de estar rodeada por perreros de categoria, y sobre todo.... con la leccion bien aprendida, porque por muchos dias malos que nos ponga el monte por delante, siempre nos dejara alguno bueno para terminar sonriendo....

Ni se si los monteros afinaron o no...no conozco el plantel de reses, ni si los Monteros degustaron potaje o arroz...pero es que señores...siendo totalmente sincera, estos datos tan importantes para algunos, para mi pasan a un segundo o tercer plano, si tubiese que calificar esta mancha simplemente diria que fue completa...en risas y momentos, porque la daban y la pisaban perreros de calidad...

y señor@s el domingo aun hubo mas.......

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada